El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, aseguró que el Gobierno llega al final de su administración «con reservas más que suficientes para disponer un espacio de negociación suficientemente alto» para la administración que lo continuará.
«Faltan dos semanas, No obstante las reservas totales van a orillar los 45 mil millones de dólares», mantuvo el burócrata, quien a la vez estimó que «el reperfilamiento de la deuda hay que hacerlo rápido y de forma voluntaria». Para Lacunza, la deuda del país «no es alta, es el 70% del PBI», No obstante aclaró: «Es fruto del déficit del pasado».
«Si hubiese que liquidar deuda exclusivamente con reservas, hay para cinco o bien seis meses, tiempo más que suficiente para negociar la deuda. No es tanto un problema de solvencia como de liquidez, con lo que a nuestro juicio hay que hacer más hincapié en los plazos que en el monto o bien ocasionales quitas», evaluó, en dichos al canal TN.
A su vez, el jefe del Palacio de Hacienda mantuvo que la emisión monetaria que podría encarar el próximo Gobierno «no Será traumática, ni inflacionaria, en la medida que haya un programa económico consistente detrás».
Por otra parte, apuntó que la administración de Mauricio Macri «tuvo luces y sombras como todo Gobierno. Exagerarlas no contribuye a un diagnóstico serio. La fachada de la casa tiene deterioros en materia de bienestar. No conseguimos los resultados que esperábamos en materia de pobreza y De la misma forma inflación».
«No obstante esta casa que tiene una peor fachada, tiene mejores cimientos: el déficit fiscal es la mitad del que recibimos, vamos a concluir con equilibrio primario y externo, la relación con el resto del planeta está equilibrada, hay un tipo de cambio competitivo, tarifas reguladas y corregidas, provincias con superávit y menos impuestos que en 2015. Hay mejores condiciones en esa casa para obtener un bienestar en el futuro», Incluyó.
(Fuente: Ámbito Financiero)

periódico de madryn, fuente