el poder judicial federal de Brasil autorizó la liberación del exmandatario de Brasil Inácio Lula da Silva, después de que este jueves la Corte Suprema del país determinase que era inconstitucional la detención hasta el instante en que no estén agotadas cada una y cada una y cada una de las instancias judiciales. Lula da Silva dejó el penal de Curitiba donde estuvo alojado desde el desde el 7 de abril de 2018, este mismo viernes.
El magistrado federal Danilo Pereira Júnior que falló A favor de la liberación se encontraba subrogando el juzgado de la titular del juzgado n°12 de Curitiba, Carolina Lebbos.
Lula da Silva pidió por medio de sus abogados su urgente liberación. «Lula no puede estar 1 hora más preso, sería ilegal y contra el fallo de la corte», había dicho el letrado Cristiano Martins Zanin despues de reunirse con el exmandatario en la sede de la Policía Federal en Curitiba.
«Lula está con la serenidad de los inocentes», afirmó la 1er magistrado del PT, Gleisi Hoffmann, despues de ver al exmandatario en su celda y decir que está «sereno» y «con paciencia».
Después de salir de cárcel, Lula saludó a la multitud de followers que se congregaron en el campamento «Lula Livre» que lo acompaña desde el 7 de abril de 2018 en ante de la superintendencia de la Policía Federal. Se estima que el expresidente viajará cara la sede del Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el gran Sao Paulo, su cuna política.
«Lula quiere reingresar a la vida pública desde donde salió», afirmó al referirse a que se entregó a la Policía Federal en andas de una multitud en la sede sindical. Lula no pretende vivir en su departamento de Sao Bernardo do Campo, la ciudad de su fallecida mujer, Sino más bien más bien en la zona nordeste, de donde es oriundo.

periódico de madryn, fuente