COMODORO RIVADAVIA – El hecho Sucedió en el instante la víctima, menor de edad, fue interceptada por dos personas afuera del supermercado “Junior” y a punta de pistola le quitaron su teléfono móvil. Una agente de la Seccional Quinta que cubría un servicio adicional en ese comercio fue alertada por los gritos desesperados de la adolescente. La oficial llegó a ver a los sospechosos que corrían con dirección a las edificaciones de las 1.008 Viviendas, mientras que un conjunto de personas contenía a la adolescente víctima. La persecución se detuvo en el edificio 4 del campo 1, donde se escondían los delincuentes. Unas diez personas se dirigieron al departamento en cuestión y comenzaron a forcejear con dos uniformados que evitaron que la tensa ocasión pasara literalmente a un linchamiento. Debieron intervenir agentes de la Seccional 3era, la Sección Canes, Operaciones y De la misma forma Infantería, Puesto que en ese mismo departamento se hallaban, junto con los delincuentes, una familia compuesta por dos mujeres, dos menores, una nena de dos años y un bebé, quienes quedaron expuestos a piedras, restos y todo tipo de elementos que les arrojaban quienes pretendían hacer justicia por mano propia.

periódico de madryn, fuente